22 de mar. de 2011

DIPLOMA AL MEJOR PADRE DEL MUNDO

corazon agua Pictures, Images and Photos

AUNQUE SE QUE EL DÍA DEL PADRE YA A PASADO, QUISIERA RECORDAR AL MIO YA QUE NO ESTA
CON LAS PALABRAS QUE MI HIJO LE A ESCRITO A SU PADRE Y YO RECUERDO A TODOS LOS PADRES DEL MUNDO, CON UN DIPLOMA PARA EL MEJOR PADRE DEL MUNDO.
POR ESTAR SIEMPRE QUE TE NECESITO Y ENSEÑARME CON TU EJEMPLO, LO QUE ES EL ESFUERZO Y EL TRABAJO.
POR PREOCUPARTE CUANDO ENFERMO, POR HABLAR CONMIGO DE LO QUE SEA, POR ENTENDERME EN ALGUNA QUE OTRA OCASIÓN.
POR TU CARIÑO Y LOS BUENOS CONSEJOS QUE SIEMPRE ME DAS:
HOY QUIERO DARTE LAS GRACIAS POR SER ASI POR SER MI PADRE.

5 comentarios:

MORGANA dijo...

Me ha emocionado Goge,seguro que te sonríe desde el cielo.
Millones de besos.

Carmen Silza dijo...

Yo también me he emocionado Goge,ya sabes que perdí al mio el 26 de julio del 2010.lo tengo muy reciente todabía,y cuando me viene su recuerdo se me hace un nudo en la garganta,y al final rompo a llorar desconsolada...Preciosa entrada,sguro que desde donde esté,te enviará calor...Besos

Lectores Inquietos Poemas 웃ღ웃 dijo...

Hola querida amiga me as emocionado mucho y tambien opino que desde el cielo el esta alegre y sonriente muy orgullo de ti pues es todo un detalle y homenaje aunque siempre el vive en tu corazon....

Un sincero abrazo besos humildes
que tengas un feliz dia....

Yesi dijo...

Hola Goge:

Seguro que tu Papi y el mio estan jugando a una partida a las cartas aalí arriba viendonos y cuidandonos.

Bsos en el Viento Guapa, Cuidate y buena semana.

♥Yesi♥

Amada Amante dijo...

¡¡¡QUÉ LINDO, GOGE!!! ESO ES QUERER A UN PADRE DE VERDAD...

Aunque el motivo de mi visita era otro, desgraciadamente también relacionado con las marchas para siempre...

Antes de nada, quiero darte las gracias con el corazón abierto de par en par por haber compartido mi dolor en esos hermosos comentarios, por tu constante apoyo, tu ánimo y tu, al menos para mí, necesario cariño y estar ahí…

Discúlpame si no he venido antes y en persona a decirte estas palabras, pero a las lágrimas y la pena se unía un castigo que me carcomía el alma: llevaba ya dos años totalmente separada de mi tía por lo que, al final, ha sido una mera tontería, y no voy a poder verla viva ni siquiera una vez para solucionar ese problema… Mis padres no me dejarán ir ni al tanatorio ni al entierro (y lo entiendo: la gravedad de mi enfermedad, sometida a un nivel de estrés y dolor tan elevado puede dar lugar a un comportamiento desbordado que nadie sabe qué punto de gravedad pude alcanzar, y por nada del mundo deseo que, en vez de a mi tía, sea a mí a la que tengan que atender y hasta llevar al hospital); pero lo raro es que tampoco me dejan verla en el hospital si está la tercera hermana de mi madre (y está de los 7 días de la semana, 6), porque no nos hablamos desde hace 15 años, es una pejiguera y mi madre dice que no tiene ganas de miraditas, malas caras y que mi estancia dé lugar, después, a comentarios y habladurías por mi aspecto… Ni siquiera la puedo llamar por teléfono (lo hice 2 veces y sólo le dije que la quería con todo mi corazón, pero ni siquiera tengo la seguridad de que supiera que era yo y de que comprendiera lo que le decía), porque ya ni conoce ni comprende…

Así que me encerré en mí misma con mis lágrimas, mi pena y mi rencor… Y conseguí que mi mente se quedara en una especie de “estado de shock”: razonaba pero sólo hacía lo que me decían, sin ilusión, sin motivación, sin ganas… Y decidí entonces tomarme aquellas vacaciones… Y poco a poco, ESA FUERZA DEL AMOR QUE TODO LO PUEDE, me hizo reaccionar… Porque con el corazón se habla mucho mejor que con las palabras… Y puedo ver a mi tía en miles de recuerdos hermosos que guardo como oro en paño en mi memoria… Y lloraré, pero de alegría, por estar segura ya de que ha dejado de sufrir los terribles dolores que ahora padece hasta que los médicos decidan ponerle los parches de morfina…

Gracias Goge, compañera, amiga de las de verdad, de las que se quedan cuando otros se van... Gracias por compartir un dolor profundo que es ley de vida y por el que todos hemos de pasar, pero que eso no alivia en nada el sentimiento de pérdida de aquel al que tanto amamos y, en mi caso, de la que no he podido disfrutar ¡por imbécil! por no practicar lo que predico...

Un beso de corazón, un te quiero nacido del alma y la más hermosa rosa azul que corté esta mañana cuando decidí que hoy vendría a verte...