13 ago. 2009

AYER





AYER NOCHE, LA LUNA ME REGALO UNA ESTRELLA….


Y al despertar, comprobé que en mis labios comenzaba a dibujarse una sonrisa.
Descubrí, que en cada estrella que había dejado atrás se reflejaba un sueño que tenía que realizar.
Y así, en cada persona que me encontré descubrí un mundo….
En cada árbol una porción de vida….
En cada flor, la belleza del amanecer…
En cada ave un sentimiento…..
Y en todos ellos, juntos, un amigo al que saludar.
Cada sonrisa que se cruzaba en mi camino era, y es, una experiencia por descubrir; Cada enojo, una oportunidad de reconciliación.
Y de ese modo, de una manera tan sencilla, cada minuto de aire que respiraba se transformaba en un mundo de felicidad.
Sinceramente, no se si desperté o continúe soñando… Pero si es que no desperté, por favor dejarme soñando.

No hay comentarios: